7 consejos antes de hacer una reforma integral de la vivienda

El verano es la época que muchas familias eligen para hacer su reforma integral de la vivienda. No está de más tener en cuenta una serie de consejos prácticos que quizás, al no ser un profesional ignores. Al objeto de ayudar a tantas personas como nos sea posible, recopilamos aquí las consideraciones que creemos más imprescindibles. Y para dar un valor añadido hemos acudido al consejo de Reformas.co | Reformas de Viviendas en Valladolid profesionales, especialistas en el campo de las reformas de viviendas.

Sin más preámbulos, vamos ya con esos tips útiles si estás pensando en hacer una reforma.

REFORMA INTEGRAL DE LA VIVIENDA: LO QUE DEBEMOS HACER

Lo primero que debes saber antes de comenzar a reformar en casa es que, si no planificas todo el proceso, las cosas pueden terminar por complicarse y no salir según lo planeado. Por lo tanto recomendamos que sigas una serie de pasos para tener todo, o casi todo, bajo control. ¿Qué cosas deberías considerar antes de hacer una reforma integral de la vivienda?

Haz una lista de objetivos

Piensa qué necesitas. Qué deberíamos reformar y por qué. ¿Qué estancias te gustaría renovar? Anota cuáles son esas estancias y haz una lista con dos columnas: funcionalidad y estética. Qué necesidad debe satisfacer y cómo me gustaría a nivel acabados. Esta lista tendrá un valor enorme cuando la compartas con la empresa que te hará la reforma.

Mira a futuro

No calcules únicamente tus necesidades a tiempo presente. Marca también tus objetivos más a largo plazo. Por ejemplo, si ahora sois una pareja sin hijos, tenéis unas necesidades diferentes a cuando tengáis hijos en ¿cinco años? Considera la vida útil que quieres dar a tu reforma y trata de calcular todos los escenarios a x años vista.

 

Trabaja con profesionales

Aquí no tenemos demasiado que decir. Cuñadismos, Juan Palomos y demás parches no terminan bien. Una reforma de vivienda, cuando se buscan acabados de calidad, la tiene que acometer un equipo de profesionales. Recomendamos encontrar una empresa especializada que se ocupe de todo el proceso, dando vida a tu lista de necesidades y aportando ideas geniales que tal vez tú no habías considerado porque no has visto tantas reformas como ellos.

Ten un margen de maniobra

Las reformas siempre nos invitan a comprar un mueble que queda genial en un espacio nuevo que aparece, a «ya que estamos» añadir alguna reformilla más que inicialmente no estaba prevista pero que nos quedaría ideal a la vista de cómo evoluciona todo… No vayas a coste pelado, deja un margen para esos imprevistos, detalles o ilusiones de última hora.

Sé parte activa

Comunícate con la empresa de reformas de manera fluída. Piensa, ambos queréis lo mismo: que todo quede perfecto a tu gusto. Tú, porque es quien va a vivir esa reforma; la empresa porque les recomendarás si quedas contento. Di a cada momento cómo quieres las cosas, cómo te gustaría más… así les ayudarás a acertar mucho más que si quedas al margen y al final apareces poniendo objeciones.

Mentalidad

Hacer una reforma es una circunstancia incómoda. Tienes que armar un buen jaleo en casa, incluso probablemente debas pasar fuera unos días con los abuelos, sin tus cosas a mano… Trata de organizar anticipadamente todos esos inconvenientes porque además de mejorar tu gestión del proceso, estarás mentalizado/a a lo que viene y te resultará más fácil mantener la calma.

Hazlo todo legal

reforma integral de la viviendaRealizar una reforma integral de la vivienda necesita en muchas ocasiones de permisos municipales: poner una escombrera en la calle, autorizar algunos procesos…  En cada municipio existen unos u otros requisitos. Lo mejor es ir al Ayuntamiento e informarse. No suele ser tan caro como la gente espera y ahorras problemas, amén de cubrirte la espalda con tu comunidad de vecinos en caso de quejas etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *