Cómo taladrar la pared como un profesional


Taladrar la pared es una tarea que asusta a muchos. Sin embargo, estamos aquí para darte una serie de consejos que harán más fácil esa tarea. Realmente podemos reducirlos a dos factores esenciales:

√ Contar con una herramienta adecuada.

√ Tomar las precauciones básicas necesarias para garantizar un buen resultado.

Siguiendo ambas pautas, no tendremos que temer en absoluto la labor de fijar un cuadro, un mueble colgante, un perchero… porque sabremos qué hacer y lo haremos con un buen taladro. Si quieres saber más, avancemos a los consejos básicos:

ELIGE LA BROCA ADECUADA

Antes de lanzarte a tu aventura de bricolaje, examina muy bien el tipo de pared que quieres perforar ¿Pladur, azulejos, ladrillo? ¿De qué está hecha? Hay una broca para cada necesidad. Incluso hay tacos específicos para según qué paredes (por ejemplo están los expansivos para pladur).

Si la pared es muy dura, vas a necesitar una broca específica (con punta de acero aditada con tungsteno) y un taladro especial con función de martillo para clavar la broca en la pared.

Si la pared es de madera o si es de azulejo, también vale la pena recalcar que existen brocas específicas para este tipo de materiales. Adaptarse a la naturaleza de la pared es crítico para obtener éxito.

ELEGIR BIEN DÓNDE HARÁS TU AGUJERO

Lo más importante que tenemos que decir en este epígrafe es: evita perforar por encima o por debajo de interruptores de luz y enchufes. Correrías un riesgo muy elevado de cortar el cableado. Ese error, además de caro de reparar, puede ser muy peligroso.

Recuerda siempre no perforar directamente encima o debajo de interruptores de luz, enchufes y otros artefactos eléctricos que tengas en la pared (apliques, etc). Al respecto, vamos a detallar tres consejos rápidos:

  • Usa un detector de cables para mayor garantía de éxito si te es imprescindible hacerlo en un sitio concreto.
  • Si vas a perforar cerca de cables desconecta el suministro del área donde trabajarás.
  • Si estás taladrando la pared de un baño u otra cerca de una tubería o un radiador, asegúrate de no taladrar una tubería. Puedes consultar a un fontanero, por ejemplo, en caso de duda antes de perforar.

MEDIR ES IMPORTANTE

Para un buen acabado, apóyate en medidas.

  • Marca con lápiz el punto exacto donde harás tu agujero.
  • Si haces más de un agujero, asegúrate de que estén bien nivelados. Usa un nivel. Incluso los móviles disponen de APPs prácticas para ello.
  • Si quieres que el agujero tenga una profundidad concreta (por la medida del taco o del tornillo), puedes marcar esa medida en la broca. Marca esa profundidad que quieres envolviendo con una tira delgada de cinta adhesiva alrededor de la broca hacia la altura de la medida que quieres conservar. Cuando la broca entre en la pared, detente al llegar a la marca de cinta.

La importancia de comprar un buen taladro

Ok, ya tenemos algunas importantes cuestiones preliminares. Cerramos con el aspecto más importante de todos: tener un buen taladro. Créeme, ya puedes medir con la máxima fidelidad, elegir el mejor acabado de broca, esquivar tantos cables y tuberías como salgan a tu paso… Sin un buen taladro, no saldrá bien.

Como en cualquier ámbito, es clave apoyarnos en marcas de calidad para asegurar un acabado profesional. ¿Cuál recomendaríamos? La verdad es que existen varias marcas muy buenas, pero sin duda Makita es una de nuestras preferidas. Sus taladros ofrecen una excelente relación calidad precio y están muy bien valorados por los profesionales. Aquí tenéis una comparativa de taladros Makita por si te interesa incluir una buena herramienta en tu equipo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *