Consejos para decorar con alfombras

Poner una alfombra en una habitación que carece de emoción puede acabar con el problema. Hasta tal punto es interesante manejar bien este elemento en nuestra decoración. Si bien esto ya es una razón suficiente para decorar con una alfombra, hay muchas otras igual de convincentes. Incluso podríamos decir que completa una habitación al unir visualmente todas las piezas diferentes. Una alfombra puede anclar una habitación, definirla, dar calidez y ayudar a superponer la decoración de una habitación. Es un camino fácil y rápido para dar caracter a una estancia.  Hay varias formas diferentes de decorar con una alfombra, pero comenzaremos con diez de ellas:

Use alfombras para definir áreas

Usa una alfombra para definir o separar áreas, como asientos o comedores, y vestíbulos. Esto es especialmente útil en apartamentos tipo estudio o habitaciones más grandes que necesitan definición.

Crear variedad

Puedes usar alfombras para crear variedad en un espacio. Cuando usas dos alfombras en una habitación, ten en cuenta que las alfombras del mismo tamaño pueden cortar visualmente la habitación en dos. Usa alfombras de diferentes tamaños para crear una sensación de variedad.

Crear armonía

Cuando se usa más de una alfombra, es mejor si las alfombras se complementan entre sí con estilo. Si no, podrías terminar con un efecto desagradable. Demasiados patrones en una misma habitación eliminarán cualquier sentido de armonía.

Ten un esquema de color

Usa una alfombra como base de la combinación de colores en una habitación. Por otro lado, si la integras después de tener ya los muebles en su lugar, puedes usar la alfombra para acentuar los colores ya existentes.

Controlar el volumen con las alfombras

Usa una alfombra para relajar visualmente una habitación o para subir el tono según sea necesario. Si tu tapicería o papel tapiz tiene un patrón adornado, elige una alfombra que sea más neutra. Cuando las paredes y la tapicería están bastante apagadas, puedes probar un patrón más llamativo o colores más intensos para dar más carácter a la habitación.

Crear un punto focal

Usa una alfombra como punto focal de la habitación, ya que las alfombras pueden tener un gran impacto. Para hacerlo, puedes crear contraste pintando las paredes con un tono que haga eco de uno de los colores de acento de su alfombra.

Vestir una pared

Usa una alfombra como un tapiz, EN VERTICAL, sí en una pared,  como una forma más de exhibir una alfombra o para crear un punto focal que dé personalidad a tu estancia. Este efecto es atrevido pero realmente singular.

Jugar con formas

No asumas que una alfombra tiene que ser un rectángulo. Deja que la forma de los muebles dicte la forma de tu alfombra. Intenta averiguar qué forma se vería mejor, y luego apuesta por una forma cuadrada, redonda u ovalada si crees que así complementas mejor la disposición de los muebles que con una rectangular.

Asegúrate de comprar el tamaño correcto

Cuando compres una alfombra del tamaño de una habitación, no apures todo el largo y ancho de la habitación. Dejar el suelo desnudo en los bordes hace que la habitación se vea un poco más grande. Cuando coloques una alfombra debajo de la mesa de comedor, deja al menos 24 ” de la alfombra desde el borde de la mesa en todos los lados. Esto permite que las patas traseras de las sillas permanezcan en la alfombra, incluso cuando se retiran para dejar que alguien se siente.

Actualizar una sala

Cambia las alfombras y almohadas para actualizar una habitación o como una forma de introducir nuevas tendencias de color en tu decoración.

Consejo extra:

Usa siempre un forro para evitar que tu alfombra se deslice o se arrastre. El revestimiento de la alfombra debe ser apropiado para el tipo de suelo sobre el que va, y también debe ser del tamaño correcto para evitar que la alfombra se deslice por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *