El desafío de diseñar una vivienda en la playa. Casa PC4 en Chile.


El desafío de proyectar una vivienda en la playa, pone en juego muchos conceptos. Este reto es el que han afrontado los arquitectos del estudio de Exteria con Juan Cruz, su director al frente.

En este caso se trabajó sobre nuevas formas de habitar una vivienda de uso no permanente, poniendo a prueba la relación entre el afuera y el adentro, entre los espacios públicos y privados, entre la casa y el sitio, entre el sitio y el territorio (mar, campo…) con el objetivo de generar una vivienda versátil en su uso, que permita temporalidad (invierno y verano), así como amplitud y privacidad a la vez.

Que pueda ser una casa para una pareja o para una reunión de 15 personas, conservando espacios de intimidad y sosiego en equilibrio, sin estridencias. El diseño se gestó a partir de 3 premisas:

  • a-Generar un “refugio” con espacios confortables para habitar (Espacios de descanso, contemplación, esparcimiento y sociabilización)
  • b-Respetar el entorno y proteger la naturaleza a través de un buen uso de los recursos naturales y la conexión e interacción con áreas verdes y espacios naturales. Tambien conservando una “escala” acorde con la vegetación circundante, donde la casa no compita con el verde, sino que se adapte. Por ultimo respetar las cotas de nivel, a fin de no tener que efectuar grandes movimientos de terreno: la casa se adapta al terreno.
  • c-Buscar las vistas al mar y aprovechar el mayor asoleamiento, generando así buenas condiciones de iluminación, ventilación y temperatura.

Para lograr incorporar estas premisas la casa está planteada en un único nivel, en un esquema lineal con los ambientes principales ubicados hacia el mar y a la vez buscando las mejores orientaciones del terreno para cada uso. Este esquema es quebrado en el centro, generando el acceso a la casa, separando el área publica de la privada y a la vez. El planteamiento general, busca lograr desde el diseño mismo, la menor utilización de recursos. Pocos materiales y de disponibilidad en la zona, usados en formas y terminaciones diferentes. La forma principal vista desde el mar remite al juego de las olas.

Y espacialmente busca, por un lado captar el sol (se abre hacia el norte) y por otro, generar ambientes con una mayor espacialidad, con alturas variables y no estáticas. Así la casa se compone de:

  • A) 2 elementos principales (las 2 olas) de planta simple y racional, con sus techos con pendiente donde se ubican los ambientes más importantes de la casa (estar-comedor y dormitorios), relacionados al mar.
  • B) 2 cuerpos de servicios (pasillo, baños y cocina) de techos planos y
  • C) 1 conector central (acceso) que une a todos los anteriores.

Consideraciones de respeto y compromiso con el entorno y naturaleza Iluminación y energía eléctrica: la casa genera su propia energía a través de paneles solares y sistema de almacenaje con baterías de alto estándar.

Toda la iluminación es con leds. Los electrodomésticos (mínimos) son de bajo consumo. Así mismo se ubicó el estanque de agua en la parte más alta del sitio a fin de generar la presión necesaria de agua al interior sin necesidad de usar bombas de presión que generarían mayor consumo eléctrico.

Manejo del agua: Estando la casa ubicada en una zona con cada vez menos agua (menos lluvias, quebradas y napas secándose, etc.) el uso eficiente y racional es en este caso imprescindible. El agua se extrae de un pozo de 34 mts. de profundidad, que provee agua potable de calidad a un estanque de superficie (via bomba solar independiente).

Se utilizaron diversas opciones para lograr el mayor ahorro de agua, sin afectar los niveles de confort: mochilas de doble descarga, griferías con aireadores de agua. Sistema de captación y uso de aguas de lluvia para riego mediante un adecuado uso del paisajismo. Se prevé también la posibilidad de incorporar aguas grises a este sistema.

El riego (por goteo) está pensado en forma temporal durante los primeros 18 meses y solo para las especies nuevas plantadas (200 árboles nativos de Chile) hasta que los mismos enraícen en el terreno.

Tras est       o se suprime, ya que las especies seleccionadas fueron aquellas que existen en el entorno y no necesitan de agua adicional a la que brinda la propia naturaleza. Propuesta de acondicionamiento térmico: La solución principal fue trabajar con un eficiente uso de aislantes en muros y techos, un correcto asoleamiento como así también del uso de doble vidrio en todas las ventanas de la casa y en aquellas de apertura el uso de eficientes carpinterías de PVC de alta tecnología.

Para la calefacción de la vivienda se utiliza un sistema mixto de estufa a gas, y de combustión cerrada a leña. La ventilación cruzada también fue otra necesidad que se da en la mayoría de los ambientes. Sistemas de oscurecimiento hacia el norte y el poniente ayudan también al confort térmico.

Se prioriza la superficie de terreno absorbente y con vegetación, con relación a los solados que absorben e irradian calor. Vegetación y parquización: Se respetaron todos los árboles existentes en el terreno y aquellos que se han plantado nuevos fueron especies autóctonas, para favorecer el crecimiento natural, con el menor mantenimiento y riego natural y se mantuvo la mayor cantidad de suelo absorbente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *