La primera piscina con suelo de vidrio colgada a 12 metros de altura, de la mano de Morales Lombardo


Entramos una vez más en la categoría de obras singulares de nuestra revista. Entramos por todo lo alto. Concretamente a 12 metros de altura. Los mismos a los que queda el suelo de vidrio de una piscina bajo la que trascurre la vida de un céntrico hotel sevillano. Esa es la apuesta que los arquitectos de Morales Lombardo nos proponen con este fabuloso edificio.

Como redactor, tengo la difícil misión de parir un texto a la altura de un proyeto así. Pero estoy contento, porque las imágenes hablan por sí solas y nos van a dejar pocas dudas del meritorio trabajo que este estudio, con sede en Sevilla y Venecia, ha desarrollado en este hotel.

La piscina. Un regalo para la vista

El edificio, situado en el centro histórico de Sevilla, que ya es decir, tiene mil atractivos, siendo la piscina el más nombrado por quienes tienen el gusto de visitarlo.

Tratemos de entenderlo: el vaso de la misma queda ubicado en el tejado del edificio, siendo de vídrio y su suelo trasparente a lo que queda debajo: dícese, todo el hotel. De esta suerte, quienes nadan por la piscina, debajo ven la recepción del hotel (bajo un abismo de 12 metros) mientras que los huéspedes del hall, la recepción hacen lo propio y pueden ver a los bañistas avanzar en su nado desde abajo. Sencillamente espectacular.

Por su complejidad técnica. Por su originalidad. Por ser un tragaluz maravilloso y lleno de matices para el hotel. Por su ubicación en un edificio histórico, donde nadie espera encontrar algo así… se convierte en uno de los hoteles más codiciados en una ciudad, donde por cierto, es harto recomendable buscar un hotel dotado con piscina en verano.

Arraigo sevillano

Sevilla tiene un color especial. Si llegados a este punto, pensaste que el único aliciente de este edificio es la piscina, equivocado estás. El hotel está en la calle Sierpes, que en Sevilla es hablar del corazón mismo de la ciudad en tantos sentidos.

 

 

 

Se trata de un edificio emblemático. Las ciudades con cascos históricos, ponen toda su atención en proyectos de reforma de estos edificios. De alguna manera, el ciudadano piensa que es algo propio ya de la ciudad tras tantos siglos.

Este proyecto de rehabilitación, que ha tenido un coste de inversión elevado, ha significado una recuperación patrimonial para la ciudad motivante y ejemplo de cómo revivir espacios y dinamizar las ciudades históricas, que se pueden hacer funcionales sin renunciar a su responsabilidad con el legado. Creemos a la vista del resultado, que Morales Lombardo lo ha conseguido.

Lo que dicen sus arquitectos

Presentada como una “ELE” amorfa, confusa, fragmentaria y caótica, este edificio tuvo una premisa muy clara desde el principio: la creación de una galería contundente y radical, de vértice a vértice, que permitiera la continua y  constante percepción, desde cualquier punto del espacio, de una realidad arquitectónica única y homogénea que a su vez contrastara, sutilmente, con las estancias privadas que remataban dichas áreas. Frente a esa continuidad lumínica y espacial el edificio adopta y adapta sus posibilidades de diversos modos y formas ; a veces mediante piel, escamas o simples piedras; otras, simplemente desaparece -o se hace famélico- , acentuando así la aparición de los grandes momentos del hotel: los destellos de luz que deslizan, resbalan y muerden desde el lucernario acuático, las sombras y reflejos producidos por sus patios o la fantasmagórica revelación de los lienzos de ladrillo que lo envuelven , convirtiendo todo en algo cristalino. Silencio. Se trataría, por tanto, de la misma operación de siempre, esto es, unificar toda la actuación e intervención arquitectónica del hotel en torno a tres ideas distintas pero parecidas, a simple vista, entre sí: la luz, la luz, la luz.

FICHA DE PROYECTO

Hotel welldone Sevilla.
Arquitectos: Morales y Lombardo architects
Sevilla Venecia
Presupuesto: 1.800.000 €
Promotor: System Centros de Formación s.l
Localización: Sevilla
Año: 2020.
Habitaciones: 19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *