La seguridad en las viviendas, empieza por la cerradura

El cine nos ha hecho crear mitos. Muchos de ellos falsos. Ahí está el del típico ladrón que se cuela acrobáticamente por el tejado, desde donde baja a las habitaciones más inaccesibles. A ello han contribuído a conciencia grandes papeles como el de John Robie “El Gato” magistralmente interpretado por Cary Grant bajo la batuta de Hitckcock. Pero lo cierto es que en un 91% de los robos que se produjeron el año pasado, los ladrones entraron por la puerta.

Si queremos securizar nuestra vivienda, local, oficina… hay que apostar por una cerrajería de calidad, que será quien tenga que lidiar contra los amigos de lo ajeno.

Para asegurarnos de elegir una buena opción cuando vamos a adquirir nuestra cerradura, deberemos prestar atención a una serie de elementos que pasamos a explicar en una lista de tips a continuación:

Adquisición

Podemos acompañarnos de un experto. Un criterio profesional siempre es una gran opción. O bien contratamos un cerrajero y confiamos a él la selección del mejor elemento, o bien vamos a una tienda especializada y lo elegimos nosotros mismos, quedando seguros de que el único criterio es el nuestro: la seguridad del hogar. Si prefieres ahorrarte el paseo te recomendamos opciones online que también las hay y muy buenas. Los Productos de Cerrajeria Online nos ofrecen descripciones y explicaciones detalladas de cada modelo y nos permiten comprar sin movernos del sofá. Comodidad, información y precio.

Actitud segura

Adopta una actitud segura. Seguramente tu cuñado te dirá aquello de “no te preocupes que si quieren entrar van a entrar” pero si dejas la puerta solo con el resbalón, es decir, sin girar las vueltas de tu cerradura, será una puerta a franquear en apenas segundos. Si tu vecino echó la llave y tú no, ten por seguro que el ladrón elegirá tu puerta por una cuestión de economía de tiempos, tan importante en su sector. Solo con el resbalón, ni para sacar la basura.

Edúcate en el tema

No está de más aprender qué tipo de cerraduras hay en el mercado. Infórmate. Alta seguridad, multipunto, empotradas… Aprende las categorías, aprende las prestaciones que te dará cada una y elige la más conveniente de acuerdo a tus necesidades.

Calidad certificada

En el sector, existen sellos de reconocimiento oficiales. Su misión es asegurar al comprador que la pieza, en este caso la cerradura que ha adquirido, ha sido sometida (y ha superado con éxito) algunos tests que analizan si está preparada para soportar tantas pruebas de resistencia como se le han querido someter. Este aspecto es bastante importante. Revísalo.

Funcionalidad ante todo

La mayoría de la gente, lo creas o no, elige la cerradura por su estética —¿combina con mi puerta? Si todas son iguales voy a elegir la más bonita— Error. No todas son iguales. Tu cerradura vale tanto como vale la seguridad que te ofrece. Ese es el único criterio de precio en este sector. Más seguridad total percibida, más coste.

La estética también

Somos una revista donde el diseño y el interiorismo juegan un papel especial —¡Cómo te vamos a decir que la estética no cuenta!— Claro que importa, pero solo después de la calidad y la seguridad ofrecida. La cerrajería es una industria asentada sobre el rendimiento como pocas otras.

Pero afortunadamente todos los fabricantes, en todos los estilos de cerradura dan lugar a una gama muy extensa de modelos entre los que elegir, con lo que no tendremos problemas para encontrar una pieza que encaje perfectamente con nuestra filosofía decorativa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *