Mamparas de oficina: divide y vencerás.


Las mamparas de oficina son una forma ideal de dividir el espacio dentro de una empresa. De forma flexible y estéticamente agradable y con un coste contenido podremos resultar en oficinas individuales, box de trabajo independientes, salas de reuniones, áreas de descanso…

Los espacios de oficina tienen que responder a diversas funciones, y ahora más que nunca, es importante separar unas de otras correctamente. Hacerlo mediante mamparas es una de las claves de las recientes reformas de oficina por cuanto que significan una interrupción mínima para el personal y el funcionamiento normal de la empresa.

Mamparas de oficina ¿por qué apostar por ellas?

Es importante reconocer las ventajas de apostar por un modelo de separación de oficinas u otro. Es el modo de saber cuál nos conviene más y cuál tiene mejores perspectivas de encajar con nuestras necesidades concretas. Si tuviéramos que listar algunas de ellas, las más destacadas, citaríamos:
  • Pueden dar a los empleados privacidad. Lograr que en un mismo espacio, el trabajador perciba un espacio propio e íntimo mejora su comodidad y su desempeño.
  • Las mamparas para despachos crean espacios de trabajo establecidos, sin que exista invasión de espacio de un escritorio a otro.
  • Pueden reducir el sonido de forma que sea más sencillo establecer comunicación entre todos.
  • Logran crear una apariencia moderna y elegante. Puedes compartimentar cada box pero lograr un efecto deseable de espacio abierto y diáfano al mismo tiempo.
  • Mejoran la circulación de la luz dentro de los espacios respecto a paredes opacas.
  • Incrementan el aislamiento ante la propagación de virus por aislar a cada empleado en su espacio.

 

mamparas de oficina

Mamparas para despachos: la estética cuenta

Cada vez vemos más. Las reformas de oficinas apuestas de forma indisimulada por este elemento pero: ¿a qué se debe? En el momento actual, la mayoría de las oficinas se decantan por las mamparas cuando plantean una reforma, como alternativa a las paredes permanentes. A nivel funcional, ya hemos registrado alguna de las principales ventajas que nos pueden aportar, pero a nivel estético y acabado también agrega una vista amplia y atractiva a la oficina. Eso es indispensable para que un cliente decida apostar por una mampara cuando se le presenta un proyecto de reforma de su espacio de trabajo. Queremos trabajar y que nuestros clientes nos visiten en espacios estéticos, armoniosos y que transmitan las mejores sensaciones: las mamparas lo consiguen.

Las mamparas de oficina logran un flujo de luz natural interior que resulta asombroso. Estas mamparas maximizan el efecto de la luz natural en la oficina sustituyendo tabiques opacos por transparentes. Clic para tuitear

Cuando optamos por reformar la oficina y apostar por mamparas de vidrio en el proyecto, logramos un flujo de luz natural que resulta asombroso.  Estas mamparas maximizan el efecto de la luz natural en la oficina. Proporcionan un ambiente positivo, abierto, diáfano y acogedor tanto para los empleados como para los clientes que lo visitan. Hacen que la oficina parezca más grande.

La versatilidad también es un rasgo que nos gusta: podemos tener vidrios transparentes, seguir un código de colores corporativos; optar por modelos lisos o con algún patrón… Las combinaciones son inagotables.

Y finalmente, está la no por ello menos importante cuestión de los costes: si comparas el desembolso de dividir cabinas con mamparas de vidrio frente al de levantar paredes de obra… el ahorro en tiempo, dinero y proceso basta por sí solo para entender por qué las reformas de oficinas apuestan por este esquema más moderno y estético.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *