Materiales aislantes: lo que un arquitecto debe conocer


Los materiales aislantes son algo más que una tendencia en el mundo de la arquitectura. Representan la respuesta a las demandas más frecuentes de las personas que habitan las viviendas y los espacios públicos; quienes a menudo se han preguntado si hay formas de reducir el impacto del calor en sus casas o algún método para reducir su factura de electricidad en el aire acondicionado.

Las viviendas construidas antes de los años 70´en pleno mes de agosto en España pueden estar fácilmente a 40º de temperatura. Un verdadero agobio para sus ocupantes.

La filosofía de construcción passivhaus, las casas pasivas, casas autosuficientes y con poca huella ecológica en su producción… son cada vez más apreciadas por un público antaño ajeno a estos conceptos pero que hoy es sabedor de que reportan mayor calidad de vida y expresan una preocupación sincera y conveniente por el medio ambiente que nos rodea. Por tanto, aquel arquitecto en cuyo estudio trabajan en el uso de los materiales aislantes, ha de saber en primer lugar que está dotando de un activo comercial de primer orden al edificio que resultará de su trabajo.

Apostar por materiales aislantes

Cabe la pena señalar que el 20% de la energía que se consume en España se gasta en los hogares. Sirva eso para poner en valor aún más la necesidad de apostar por un sector de la construcción más sostenible, más eficiente, donde se fomenten valores como el certificado passivhaus institute etc.

Sumemos lo anterior a que España depende mucho de la energía extranjera, tanto como un 80%. Sin lugar a dudas que un sector más sostenible, además de un alivio micro económico para las familias y empresas supondría una enorme ganancia para la macroeconomía del país.

Las normativas europeas más recientes, introdujeron en nuestro ordenamiento una revalorización y apuesta decidida por el aislamiento de las viviendas, en tanto que, cualquier acometida de reforma por remodelación, ya tiene que incorporarlo obligatoriamente a la memoria de calidades del proyecto.

Se necesitan arquitectos formados en el conocimiento de una nueva forma de hacer arquitectura más sostenible, apoyada en el uso de materiales aislantes Clic para tuitear

Aceptación social

Apostar por una reducción del consumo energético gracias materiales aislantes está haciendo muy bien recibido por la población. El aislamiento térmico no se ve, pero si percibe inmediatamente en el bolsillo.

La realidad es que el beneficio derivado del uso de materiales aislantes es conocido y aplaudido por el comprador final, lo cual genera en la sociedad la necesidad de arquitectos nuevos bien formados en el conocimiento de una nueva forma de hacer arquitectura más sostenible y apoyada en materiales aislantes.

Evidencia

¿Por qué son superiores los materiales aislantes? ¿En qué mejoramos lo que veníamos utilizando? ¿Qué características hacen de ellos una necesidad?

En primer lugar tendremos que hablar de la conductividad térmica, es decir la capacidad de hacer pasar el calor a través de ellos. En el caso de los materiales aislantes esta conductividad térmica es muy baja con lo cual ni entra el calor externo en verano ni pierde el calor de dentro en invierno. Los materiales aislantes se suman a esto el gozar de la resistencia térmica envidiable, que nada tiene que ver con la que ofrecían los materiales de construcción de las viviendas de hace 40 años.

Una baja transmitancia térmica, mejor expresión de impermeabilidad, elevadas cotas de calor específico que hacen más difícil su calentamiento… En definitiva las ventajas que ofrecen los materiales aislantes son muchas. Corresponde al arquitecto moderno estar debidamente informado acerca de estas nuevas formas de construcción para ofrecer una calidad de vanguardia a sus proyectos y para dotarlos de un valor de mercado muy superior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *