Oficina en casa, consejos para crear un espacio de trabajo exitoso


La oficina en casa es una realidad. La pandemia del Coronavirus nos confinó en el hogar, que debió convertirse en parque, escuela, guardería, sala de juntas, central operativa… y oficina también. Parece todavía que nos hará pasar temporadas en casa —confinamientos quirúrgicos o selectivos— así que: ¿por qué no repensar nuestro espacio de trabajo en casa para hacerlo más funcional? En realidad ahora es más fácil que nunca, ya que puedes hacerlo incluso online. Si necesitas una referencia al respecto: conoce iglutiendas.

Y ahora si has hecho del teletrabajo tu rutina habitual, quédate con nosotros porque te vamos a dar los mejores consejos para trabajar desde casa de una forma eficiente y saludable.

Los mejores consejos para trabajar en casa de forma eficiente saludable. Iluminación, colores o espacio. Pasa y lee estos tips. Clic para tuitear

La mejor oficina en casa

Instalar la oficina en casa comenzó siendo una medida de contingencia pero desafortunadamente las primeras decisiones rápidas se han perpetuado de una manera incorrecta. Muchos de nosotros apostamos por poner el portátil en la cocina o incómodamente en el salón. Con el transcurso de los meses esta situación no ha cambiado y desde luego no es la más conveniente. Por lo tanto el primer tip sería: encuentra un espacio solo para tu teletrabajo. Además de mejorar el orden general de la casa psicológicamente te ayudará a compartimentar permitiendo separar el horario de trabajo, de tu vida familiar. 

La iluminación correcta

Trabajar demasiadas horas en un espacio mal iluminado o abusar del tiempo que pasas con una iluminación artificial puede ser Poco recomendable para tu vista y para capacidad de mantener la concentración. 

Por lo tanto una recomendación necesaria será la de ubicar tu espacio de trabajo, tu oficina en casa, en una zona bien iluminada junto una ventana. Es importante que consideres desde qué ángulo incide la luz a tu espacio de trabajo. ¿Crea sombras? ¿Produce brillos o reflejos molestos en la pantalla? 

Como te decimos, ubícate en un espacio suficientemente iluminado y apuesta por cortinas leves, como por ejemplo visillos, lino etc. que pueden dejar entrar la luz de una manera muy suficiente pero sin llegar a deslumbrar.

Colores neutros y luminosos

Apostar por la presencia del color blanco como base de la composición visual reforzará esa sensación de luminosidad que necesitas para trabajar durante horas en casa.

Y al igual que los blancos y la gama colores cercanos, hacen su función, también los oscuros —en adecuada combinación— desempeñan un papel relevante a la hora de favorecer la concentración. El negro, las tonalidades más oscuras del marrón; algunos azules marinos… pueden ser los mejores aliados en contraste con el blanco dominante. 

Y si quieres dotar de personalidad o carácter tu espacio, puedes romper con algún detalle decorativo en otro color pero siendo prudente y no estridente.

Mantén el orden la raya

Partimos de un axioma: Se trabaja mejor en un espacio ordenado que en un espacio desordenado. Necesitamos el orden a nuestro alrededor para pensar de igual forma, es decir, de forma ordenada. Si además complementas ese espacio en orden con una silla ergonómica y alguna planta que aporte vitalidad y mejore el oxígeno, notarás que tus horas de trabajo en casa pesan mucho menos.

Como te hemos indicado anteriormente en Internet será fácil encontrar una gran gama de accesorios que te ayudaran a conseguir ese orden: sillas, cestas, organizadores, cajas de almacenaje…

Porque trabajar en casa debe ser tan formal como el hacerlo en un entorno 100% corporativo, te invitamos a seguir y poner en práctica estos consejos.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *