¿Es compatible la Instalación de Parquet y Suelo Radiante?


¿Es posible poner parquet allí donde tenemos suelo radiante? ¿Hay compatibilidad o por el contrario una cosa podría dañar la otra? Para resolver esa pregunta que muchos tenemos sobre la mesa cuando vamos a hacer una reforma, a cambiar el suelo de casa, a plantear el sistema de calefacción… hemos acudido a los especialistas de Madegar cuya página web podéis consultar igualmente en el siguiente enlace https://www.malaga-parquet.es/ para más información.

Conocer el tipo de suelo

En primer lugar, lo que deberíamos plantearnos es si conocemos todos los tipos de suelos de madera que existen. Conocerlos, reconocerlos y valorar sus características nos pone en una posición de ventaja de cara a elegir acertadamente la mejor opción para nuestro hogar.

Podemos irnos a un parquet, que es madera real de 1 cm de espesor, o a tarima que no tiene el porqué ser necesariamente de madera, sino una imitación de ésta. Otra diferencia esencial es que la tarima no es un tipo de suelo, ya que se pone sobre un suelo, descansando sobre un aislante entre ambos suelos.

El parquet es más caro, bastante más caro que la tarima. Esa diferencia de precio viene de algunos rasgos de calidad que merece la pena no soslayar. Detrás de esas características intrínsicas al parquet, está la respuesta a tu pregunta: sí, se puede poner un sistema de calefacción de suelo radiante en un suelo de parquet

En primer lugar, el parquet es un tipo de suelo mucho más resistente que la tarima. Mucho más duradero en el tiempo, por tanto el precio de más, se relativiza bastante prorrateado en su esperanza de vida. Esa mayor durabilidad, obviamente no está exento de los cuidados básicos recomendados para este tipo de suelo:

  • Encerado
  • Limpieza sin químicos
  • Evitar agresiones: punciones, rayados…

La relación Parquet y Suelo Radiante

Efectivamente, como te decíamos, puedes poner parquet y suelo radiante juntos. Cualquier tipo de parquet es apto para este tipo de instalación. El suelo radiante es una de las mejores formas de calefactar una estancia, aprovechando el calor que emerge subyacente bajo el suelo de la habitación. Necesita menos consumo de energía, proporciona una temperatura más estable y uniforme, nos evita aparatos pesados, que ocupan mucho espacio, antiestéticos…

Parquet y suelo radiante

Pero para combinar ambos elementos, no está de más tener en cuenta conceptos como el espesor del suelo de madera elegido y muy especialmente la resistencia térmica del suelo instalado. Por eso es tan importante acudir a especialistas, porque ellos te van a asesorar sobre el suelo que necesitas a nivel técnico para hacerlo compatible con tu instalación de suelo radiante.

Tenemos que buscar un suelo que no tenga demasiado espesor, para que no haga una barrera, es decir, para que su resistencia térmica no sea muy elevada y deje ascender esa corriente cálida que necesitamos en la estancia. También tenemos que entender que el suelo radiante deshidrata la madera, con lo que puede hacer que se agriete, o aparezcan laceraciones en su estructura. Para evitar este problema, lo mejor es apostar por un tipo de madera resistente a este fenómeno: aquí la madera contrachapada de abedul se expresa como la mejor solución, siendo muy eficaz contra la aparición de fisuras.

Fuera de estas consideraciones, te recomendamos no cubrir el suelo con gruesas alfombras o elementos que no dejen respirar la madera. También conviene no ser extremos en la temperatura, buscamos no pasar frío pero no convertir la estancia en un horno. Con tener en cuenta estos mínimos, no tienes que preocuparte de más, porque la madera es capaz de aumentar la eficiencia de las calefacciones y de reducir las pérdidas de calor con lo que vas a disfrutar de un precioso suelo de madera sin renunciar a la mejor temperatura posible para tu estancia.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *