Reforma de locales comerciales y oficinas: lo que debes saber


El espacio físico en el que vive una marca es casi tan importante como el producto o servicio que ofrece, cuando opera de cara al público.

Cuando buscamos un local para instalarnos, vamos a elegir preferentemente aquel que esté en una zona conveniente a nuestro modelo de negocio, que reúna los requisitos de tamaño, acceso etc. que requiere nuestra actividad. Una vez dentro, la distribución interior debe ajustarse al recorrido del cliente por la tienda, no siendo igual las necesidades de una marca de ropa que los de una clínica veterinaria. Además, queremos que el interiorismo final, evoque sin dilación a la marca, en clara armonía con el branding general de la firma.

Va a ser muy difícil que podamos reunir en un mismo espacio todos los requisitos tal cual los queremos. Por eso, siempre que buscamos un espacio para nuestro negocio, tenemos que considerar las reformas de locales comerciales disponibles, para que queden justamente como nuestra actividad los va a necesitar. Es lo más frecuente. Por otro lado, están aquellas empresas que se encuentran satisfechas en su espacio, pero quieren darle una actualización para entrar en consonancia con las nuevas dinámicas del mercado. En ambos casos, reformar el local comercial u oficina de tu empresa es algo que antes o después tocará hacer para tener una marca competitiva.

Cómo abordar una reforma de locales comerciales u oficinas

Desde nuestro punto de vista, la clave es trabajar con profesionales. En ese sentido, en el ámbito profesional no nos podemos apañar con chapuzas bien intencionadas. Debemos dar la mejor imagen, las mejores terminaciones, los mejores remates… y eso, no nos engañemos se tiene que hacer a partir de profesionales que acometen estos proyectos a diario.

¿A quién encargamos nuestra reforma?

La experiencia nos dice que, salvo vínculo previo, los empresarios harán un scouting para valorar las distintas opciones presentes en el mercado. Una vez así ¿a cuál de los proveedores consultados le encargamos nuestro proyecto? ¿cuál elegir? ¿de qué criterior valernos para optar por unos u otros.

Como conocedores del sector, encontramos muy necesario que pongas tu atención en aquellos estudios que te ofrezcan condiciones tales como:

  • Tramitar la Licencia de actividades/obras. Encontrarás muy necesario trabajar con empresas que velen por el cumplimiento normativo de tu reforma. Evitar problemas y costes en forma de sanciones es vital para el negocio.
  • Simulación 2D-3D. Elige siempre aquellas empresas mejor dotadas técnicamente. Los clientes encuentran idóneo poder ver renders de alta definición que les dan una pista exacta de cómo quedará su espacio de ejecutarse el proyecto que se les plantea. Cuanto menos dejemos a la sorpresa, mejor.
  • Interiorismo. En el entorno profesional, el interiorismo es vital. Cuidar el detalle de los acabados interiores de nuestra sede es vital. Es ahí donde pasará su tiempo nuestro cliente. Escoge propuestas que incorporen un servicio de interiorismo capaz de reflejar el espíritu de tu firma fielmente en el aspecto que tendrán sus oficinas.
  • Profesionales. Quién quieres tener al frente de tu reforma ¿Un albañil o un arquitecto? Apuesta por profesionales de la mayor cualificación para sacar adelante tu reforma. No escatimes en tu empresa.
  • Buena relación calidad/precio: busca un precio competitivo, no se trata de pagar más por pagar más. Tampoco de ahorrar a costa de sacrificar calidad. Nuestro consejo es que apuestes por una propuesta con buen precio, que no por ello renuncia a la garantía de obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *