Sofás-Cama: gana una habitación extra en tu vivienda


Los sofás-cama son una de las sensaciones de este confinamiento ¿Por qué? Porque con la crisis que se ha generado causada por el Coronavirus en todo el planeta, miles de familias están repensando su vivienda, dándole una vuelta a su diseño y buscando nuevas fórmulas de habitabilidad y funcionalidad. Pasar más tiempo en casa, nos ha hecho reflexionar más sobre cómo la tenemos diseñada. 

Se trata de unas semanas, meses en algunos países, en los que la convivencia se ha visto llevada al límite. Nos hemos visto obligados a convivir sin respiro en una misma sala de estar, hora tras hora, día tras día, semana tras semana…

Ante este panorama siempre cabe la posibilidad de aislarse cada uno en su habitación para dar una pausa a esa convivencia tan intensificada. Sin embargo los dormitorios no siempre invitaron a ser utilizados durante el día como sala de estar, tal vez están excesivamente diseñados para el descanso nocturno y poco adaptados a un uso diferente durante el día dado que nuestra agenda nos mantiene fuera del domicilio habitualmente.

Sofás-cama una solución

Dadas las circunstancias mencionadas anteriormente, numerosas familias han encontrado en los sofás-cama la solucion a su problema. Se trata de una pieza de mobiliario completamente singular ya que nos permite por encima de todos los conceptos la versatilidad.

Quienes utilizan un sofá cama como parte de su mobiliario están permitiendo que una habitación sea un área de descanso nocturna pero a la vez también sea una sala de estar durante el día.

Obviamente no está en nuestra mano el hacer aparecer una habitación nueva en nuestra casa por arte de magia pero si podemos dar una doble funcionalidad a una sola de forma que sean dos realidades distintas en una sola. Y eso precisamente es lo que nos ofrecen los sofás-cama.

Quienes utilizan un sofá cama permiten que una habitación sea un área de descanso nocturna y a la vez una sala de estar durante el día. Clic para tuitear

Con las tiendas cerradas no podemos comprarlo

Es cierto que el coronavirus también ha supuesto una parálisis del comercio habitual y de la vida económica. Centros comerciales, tiendas… todo está cerrado. Pero si algo distingue a las personas es su capacidad de adaptarse al medio que las rodea a las circunstancias y al entorno.

La imposibilidad de comprar en las tiendas físicas de siempre nos ha llevado a desarrollar las compras online en prácticamente todos los sectores de la vida productiva del mercado. Con el sector del mobiliario ocurre exactamente igual. No ha sido una excepción.

Tiendas como Kivole red de tiendas físicas y de gran implantación en la venta online, presentan una diversa gama de tamaños y formas de sofás-cama que permite encontrar fácilmente el que necesitas para cualquier habitación.

Hasta aquellos individuos considerados como tecnófobos han superado sus recelos a comprar a través de Internet. Si el mercado de la compra online ya venía creciendo entre un 17 y un 24% en los últimos ejercicios económicos (lo cual ya era una cifra extraordinariamente buena) este 2020 marcado por el confinamiento ya representa un 54% de incremento. Cifra esta, anotada en las primeras semanas del mismo y que se prevé que aumente aún más cuando tengamos la visión global tras la desescalada y recuperación de la normalidad.

Comprar sofás-cama online ¿Arriesgado?

Si albergas algún temor respecto a comprar online un sofá cama has de saber que el riesgo de comprar bien o mal es exactamente igual que al comprarlo físicamente y te lo vamos a demostrar.

Si albergas algún temor respecto a comprar online un sofá cama has de saber que el riesgo de comprar bien o mal es exactamente igual que al comprarlo físicamente Clic para tuitear

Lo más importante cuando vamos a comprar sofás-cama es acertar con el tamaño y con el diseño. Ambas premisas, tamaño y diseño también las llevamos sobre nuestros hombros cuando vamos a realizar una compra de un sofá cama a una tienda de muebles normal y corriente. Podemos acertar y equivocarnos tanto online como presencialmente.

Y es que en ambos casos (tienda física y virtual) podemos elegir una pieza de mobiliario cuyo tamaño no corresponda con la habitación a la que va destinado. También en ambos casos podemos optar por una textura, colores, diseño, estilo en general, que no se corresponde con el espíritu del diseño del resto de muebles en la habitación.

Por lo tanto, no es inteligente albergar ningún tipo de temor a realizar la compra de mobiliario online. El sistema de compra, el sistema de entregas, la disponibilidad… Es tan fiable que sería absurdo renunciar a una solución que nos está haciendo falta en estos días cuando la tenemos a sólo un clic de resolverse.

Cómo acertar comprando online sofás-cama

Comprar online no significa realizar compras compulsivas, todo lo contrario. Si elaboras un buen esquema de la situación, y partes de él para realizar tus consideraciones previas a elegir el modelo que vas a llevar a casa, estás en la ruta adecuada para acertar.

Ese mapa situacional debería considerar los siguientes aspectos:

  • Tamaño de la habitación: En base a él elegiremos Sofás-cama cuyo tamaño guarde un compromiso entre el buen aprovechamiento del espacio y un sentido de la proporcionalidad que no ahogue la habitación.
  • Diseño: Como mencionamos anteriormente existen muchas referencias. Esto significa que en cualquier tienda encontrarás muchas variantes. Diferentes tamaños, diferentes estilos; diferentes texturas, colores, calidades… Plantea muy bien cuál es tu intención con el diseño de la pieza. Puedes optar por guardar una armonía con el resto de la decoración. Por ejemplo si tienes un dormitorio moderno estarás más inclinado a un sofá cama de líneas puras, trazos simples, colores básicos… O tal vez quieras un resultado un tanto más ecléctico en el que el sofá cama será un elemento que rompa completamente con el diseño de la habitación dándole carácter y personalidad. Tú eliges pero lo importante es tenerlo muy claro antes de realizar tu compra.
  • Función: Igual que ocurre con los diseños sucede con las calidades y los precios. Es decir, que también hay una gran variedad que se articula en función de las características y virtudes que el cliente va buscando en cada caso. Llegados a este punto, es muy importante que tengas claro el uso que vas a dar esta especial pieza de mobiliario. ¿Lo compras para rellenar y no dejar vacía una habitación que no tiene mucho uso o lo compras para dar mucho uso durante el día a una habitación que hasta ahora funciona como dormitorio o cuarto de invitados? Ten en cuenta cuando vayas a filtrar el mercado que si le vas a dar mucho uso deberías apostar por un sofá cama de calidad  y un precio algo más elevado que se corresponderá con mejores materiales, mejor mullido, mejores calidades y acabados… Dejando opciones más económicas para aquellas estancias en las que ese sofá no va tener demasiado uso.
  • Texturas y colores: las texturas y colores son una parte esencial de la compra. De ambas depende el aspecto visual en gran medida. Las superficies de asiento y respaldo son un elemento muy grande dentro de una habitación, es decir van a cargar mucho peso visual de la misma. Esta razón hace importante ser muy cuidadosos por ejemplo con la elección del color. Consejo: no corras grandes riesgos con la elección de colores estridentes ya que la masa de color total resultante va ser muy grande. La opción de tendencia es elegir un sofá en colores más neutros y darle algo de vida y color con el atrezzo que le rodea: mesa de café; mesa de centro; lámparas, jarrones, velas etc. Respecto al tema de las texturas diremos algo parecido. Considera los pros y contras de elegir acabados en piel, en telas etc. y dales vida a partir de elementos fácilmente sustituibles: cojines, mantas auxiliares…
  • Calidad: Pudiera parecer que este aspecto redunda con el de —función— pero no es así, tiene sus propias consideraciones que queríamos anotar por separado. En el mundo del mobiliario, la calidad viene relacionada muy de cerca con la durabilidad de la pieza. De igual forma la durabilidad está relacionada con la frecuencia de uso o usos totales. Los sofás-cama de alta gama serán capaces de soportar más cargas de peso durante más repeticiones (sentadas) que los sofás-cama más baratos. Si tu sofá está destinado a primera vivienda apuesta por un modelo de calidad, para no tener que comprar dos veces que, como dice el refrán —lo barato sale caro—. Si lo vas a destinar al apartamento de la playa o a un piso de alquiler, podrías considerar opciones un poco más asequibles.

Comprar bien es cuestión de método

En conclusión, como hemos visto anteriormente una buena compra se puede hacer tanto de forma física como online. Lo importante en ambos casos es el método.

Una buena/mala compra se puede hacer tanto de forma física como online. Lo importante en ambos casos es el método. Clic para tuitear

Si eres un comprador metódico con unos objetivos claros y con unas pautas de características bien analizadas y apuntadas, donde todas las variables han sido consideradas, vas a acertar con tu compra, sea en tienda física o sea virtual. Si no lo haces  así, puedes equivocarte tanto en una tienda presencial como en una tienda online. Por ejemplo supón el caso de que no has medido bien la habitación: este error te hará comprar mal incluso en una tienda física. Comprar mal no es imputable a la naturaleza física o digital de la tienda sino al método que has seguido para decidir. Además, seamos honestos, en muchas ocasiones, cuando los clientes van a una tienda de muebles, el artículo que buscan no está en stock para todas las variables y el vendedor les obliga a pasar innumerables minutos mirando catálogos. Al final no es tan diferente de la compra online ¿verdad?

Nuestro consejo es que pierdas el miedo comprar mobiliario online y no te prives de resolver ese problema de aprovechamiento del espacio que tienes hoy mismo, con más urgencia que cuando acabe el confinamiento.


Un comentario en “Sofás-Cama: gana una habitación extra en tu vivienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *