Un robot detecta errores en la obra en tiempo real

Arcus Global lanza el nuevo robot para construcción que gracias a la inteligencia artificial es capaz de detectar errores de obra en tiempo real. Adiós a los retrasos en obra por fallos. Robots que escanean los edificios en 3D para verificar que todo está correcto según directrices del proyecto.

Si pensabas que en los próximos años no vamos a ver una revolución tecnológica en las obras, sea de robots para la construcción o de nuevos software con capacidades inauditas hasta el momento, pues estabas bastante equivocado. Y no porque lo digamos nosotros, aunque ya explicamos que la inteligencia artificial en la arquitectura y las obras cambiará por completo la visión actual, sino más bien porque la tecnología ya la tenemos aquí, y además, funciona muy bien y ¡abarata los costes sustancialmente!

Realizar un seguimiento de obra controlado y además detectar errores en tiempo real, mientras estamos construyendo la obra, para muchos era una utopía y más si estamos hablando de proyectos con dimensiones importantes. Una locura para todo arquitecto y aparejador!… Pues la solución se llama el robot Doxel, y arroja unos resultados más que satisfactorios desde la perspectiva técnica.

Doxel es una nueva empresa que salió de la clandestinidad esta semana con una ronda de financiación de 4,5 millones de dólares (Amparada por el MIT tal como podemos ver AQUI). Su negocio, proporcionar una construcción más barata, y su secreto – como con tantas nuevas empresas tecnológicas – es combinar cantidades masivas de datos con técnicas de inteligencia artificial.

El robot escanea las obra en 3D que se está construyen de forma autónoma todos los días, así monitorea como progresan las cosas, rastreando lo que se instala y verificando si es correcto en el momento adecuado y en el lugar preciso.

Es como la tecnología que vimos en el artículo del bulldozer autónomo para construcciónque funciona sin operario para excavar, pero con otras funciones.

Léase también: Excavadora autónoma y sin operador

No está nada mal si tenemos en cuenta que en proyectos de gran envergadura esto supone una pérdida importante de recursos técnicos y humanos verificando el seguimiento de obra, sin contar los posibles fallos que no son detectados y más si hablamos de las instalaciones.

Pero… ¿verdaderamente ahorraremos dinero en la obra? Pues el reciente estudio realizado por la empresa logró aumentar la productividad laboral en el proyecto en un asombroso 38%. Esto suena muy bien!

Léase también: Skilledin office, ¿los albañiles del futuro?

La ideas es centrarse principalmente en lo que está sucediendo dentro de una obra en construcción, ya que ahí es donde ocurre la mayoría de cosas complicadas e importantes y donde los ahorros en productividad son significativos: no hay que regresar más tarde y arreglar problemas que sólo se notan semanas después, cuando esos problemas han causado otros problemas.

Una vez que se cierra la obra por la tarde – noche, el pequeño robot de forma autónoma rastrea y escanea metódicamente todos los trabajos y avances realizados por el día (Puede escanear unos 30.000 metros cuadrados en el transcurso de una semana).

Allí, la inteligencia artificial se pone a trabajar marcando cualquier elemento que no sea correcta y que se desvíe de los planos de obra y el proyecto para que al día siguiente, podamos verificarlos de forma fácil.

Una vez finalizado el rastreo, envía todos los datos a la nube. Allí, la inteligencia artificial se pone a trabajar marcando cualquier elemento que no sea correcta y que se desvíe de los planos de obra y el proyecto. Al día siguiente, podamos verificar si a pasado algo inusual o los errores encontrados de forma fácil.

Aunque es posible que estemos obsesionados con los robots, se trata en realidad de interpretar los datos que recopilan, y los robots son simplemente la forma más eficiente y rentable de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *