¿Y si todo el año fuera verano en tu piscina?


¿Y si todo el año fuera verano en tu piscina? ¿Lo has pensado? Podrías relajarte, hacer algo de deporte, disfrutar de tu instalación todo el año y no solo unas ocho semanas de las cincuenta y dos que tiene el año. Pero claro, cuando llueve o hace frío, la piscina a la intemperie no nos deja disfrutar de ese equipamiento tan especial. De ese anhelo tuyo y de muchos de disfrutar de una piscina propia todo el año, nacen las cubiertas para piscina. Firmas como por ejemplo Cupoola —que lleva más de 40 años fabricando cubiertas y cerramientos de piscinas, con un carácter innovador y desde la calidad en materiales y procesos—las traen en variedad de formatos para que sea cual sea tu piscina, no haya barreras para usarla todo el año.

Disfrutar todo el año

Los cerramientos y cubiertas para piscinas son soluciones ambientales, ideas que generan ese ambiente térmico que hace posible disfrutar de tu piscina durante todo el año.

Es fundamental adaptarse a la piscina en sí. En ese esfuerzo, vamos a encontrar cerramietos altos, techos telescópicos, cerramientos bajos o incluso planos. «Ser capaces de adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes, otorgando la mejor solución para cubrir la piscina. Pequeña, de grandes dimensiones, circular, rectangular…sea como sea su piscina, es nuestro reto» nos cuentan en Cupoola. Y es que cada piscina es un mundo y da lugar a su propia estructura.

Desde piscinas rectangulares y de forma libre, hasta spas de natación y diseños de bordes que desaparecen, una cubierta de piscina se fabrica a medida para adaptarse a prácticamente cualquier forma y filosofía de uso de piscina.

Hay que partir siempre de la premisa de que el diseño nunca debe ser un obstáculo para disfrutar de todos los beneficios de una cubierta de piscina sólida y confiable. Descubrir por nosotros mismo lo que antes ya descubrieron otros propietarios de piscinas en todo el mundo: las cubiertas de piscinas son la mejor manera de proteger tu instalación y optimizar tu inversión, asegurando que su piscina siga siendo la fuente de diversión y disfrute para la que estaba destinada. Como una cubierta de seguridad, solar e invernal todo en uno, una cubierta automáticas para piscinas permite relajarse y disfrutar de todos los beneficios de la propiedad de la piscina.

Y es que una cubierta no solo sirve para usar tu piscina en enero. También puede actuar como filtro solar en los agresivos meses de verano, protegiendo tu piel de la exposición excesiva a los rayos del sol.

Si como apuntan los expertos, tendremos que acostumbrarnos a confinamientos más cortos que este, pero confinamientos al fin y al cabo, no tenemos mejor aliado que una piscina cubierta Clic para tuitear

Como ves, una cubierta de piscina cuenta con argumentos de sobra para convencer a propios y extraños de la conveniencia de tener una en casa.

Visto así, no es de extrañar que su venta e instalación se haya disparado. Recientemente, ha sido apreciada por ciudadanos que no pudiendo salir de casa por razones de confinamiento, veían cómo una cubierta en su piscina habría hecho mucho más llevadero este periodo de sus vidas. Si como muchos expertos apuntan, tendremos que acostumbrarnos a vivir de vez en cuando confinamientos más cortos que este, pero confinamientos al fin y al cabo, no tenemos mejor aliado que una piscina preparada para mantenernos relajados, activos y disfrutando en todas las condiciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *