Cocinas Alemanas: la nueva tendencia preferida por los clientes

Las cocinas alemanas proliferan en los hogares a un ritmo acelerado. Si hace una década, los compradores ponían su mayor interés en las cocinas de diseño, llamativas y estridentes, ahora confían en el diseño más vanguardista, pero con los atributos de calidad, durabilidad y funcionalidad propias de la cultura productiva de la industria alemana.

Y es que una cocina debe ser estética, no diremos lo contrario ¿a quién no le gusta lucir en casa una cocina bonita, armoniosa y que se vea espectacular? pero es una habitación tan práctica, tan útil, que no podemos renunciar a un criterio de funcionalidad a la hora de diseñarla, para que nuestra desenvoltura dentro de ella sea sinónimo de comodidad y utilidad. 

Cocinas Alemanas: duran más

Si hablamos de calidad y de durabilidad, estamos hablando de criterios que son si cabe, incluso más importantes. Tengamos en cuenta que en la cocina pasamos miles de horas al año. En la cocina preparamos nuestros alimentos, comemos, conservamos nuestros alimentos, nuestro menaje… Sus cajones y puertas se abren cientos de veces a la semana, sus herrajes soportan desplazamientos en numerosas ocasiones cargados de peso (ollas, sartenes, platos, cubiertos…) De igual forma, en las cocinas, diariamente se alteran las condiciones de humedad, de temperatura, se limpian con diversos productos químicos… Es decir que se ve igualmente afectada por condiciones que pueden erosionar tu cocina cuando el estándar de calidad elegido no es el más elevado.

En definitiva, si la calidad no está presente en todos sus componentes, la durabilidad, esto es, la vida útil de nuestra cocina se verá seriamente comprometida. Dado que una cocina es una inversión considerable para una familia promedio, conviene apostar por la mejor expresión de sus terminaciones, para asegurarnos disfrutar de nuestra cocina mucho tiempo. Y en esto los alemanes ponen siempre su mejor esfuerzo. No obstante, los mejores herrajes y componentes de las mejores cocinas son de fabricación alemana.

La calidad, nunca está reñida con el diseño

El cliente actual, es más exigente que nunca. No por apostar por la calidad, va a renunciar al diseño que más le agrada. Por eso las empresas de cocinas alemanas tienen que sumar a su excelente materia prima un valor añadido: la capacidad de diseñar a medida, de forma personalizada una cocina que encaje como un guante en las dimensiones disponibles, pero también en el gusto y preferencia de cada cliente.

A la tendencia actual, de espacios diáfanos e inteligentes, que se adaptan a las necesidades de la vida moderna, el estilo alemán responde con la mayor solvencia. Así nos lo detallan desde la marca Ergokuchen Murcia, especialistas en cocinas alemanas: «Las cocinas alemanas llevan la vanguardia tecnológica a la decoración de cocinas. Por ergonomía y funcionalidad, son capaces de aprovechar todos los espacios útiles de la cocina. Encajan muy bien con un estilo moderno, minimalista y poco recargado.» Es decir, que son las cocinas que están encajando mejor en el concepto de vivienda más actual, de acuerdo con los ritmos de vida de la sociedad de nuestro tiempo, que marca definitivamente el tiempo que pasamos dentro de nuestros hogares y que nos requiere de espacios bien pensados, cómodos de usar y mantener, que nos resulten geniales para vivir porque nos aportan soluciones.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *