La flexibilización de las comisiones alienta el mercado inmobiliario

Según la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios, en general la comisión por la venta de una vivienda se sitúa en el 3% del precio final si se trata de una vivienda nueva y entorno al 5% si se trata de una vivienda de segunda mano.

 Esta comisión que no está regulada, varía según la Comunidad Autónoma y ha sufrido considerables subidas en los años en los que era más difícil vender una vivienda.  Desde hace dos años la liberalización de la comisión de los intermediarios inmobiliarios está provocando una auténtica revolución en el sector que ha derivado en que el mercado sea más ágil y que el cliente (vendedor y comprador) pueda acceder a un servicio profesional de calidad sin costes abusivos.
Juan Merodio, fundador de Nuik Inmobiliaria y experto en marketing digital, apunta estos 5 elementos que han propiciado esta situación.

1. El Uber del sector inmobiliario.

La disrupción de los negocios también ha llegado al sector inmobiliario. “IKEA hizo los muebles más baratos, UBER lo hizo con el transporte privado, Netflix con las películas online. El sector inmobiliario se está reconstruyendo desde una perspectiva de satisfacción del cliente y aportación de valor”, comenta Merodio que desde que creó Nuik Inmobiliaria fijó en un 2% la comisión en la compra-venta de viviendas de segunda mano y sólo en el caso de que ésta se venda.

2.Honradez y nuevos aires

Según el último estudio de la OCU, más del 60% de la población no se fía de las inmobiliarias para comprar o vender su casa. “La flexibilización de las comisiones es parte de la nueva filosofía de las nuevas inmobiliarias que, como Nuik, están surgiendo y que ayudan a que el mercado sea más honrado, con precios más justos y más oportunidades y líneas de negocio», añade Juan Merodio que lleva más de 15 años en el sector.

La tendencia del mercado es a reducir estructuras de costes en las inmobiliarias para poder reducir los gastos fijos y aplicar esa reducción a las comisiones del cliente para que puedan pagar mucho menos por un servicio incluso mejor y más completo.

3. Comprarse la casa por internet

La digitalización del mercado inmobiliario ya es una realidad y aunque ahora parezca algo impensable, Juan Merodio fundador de Nuik Inmobiliaria afirma que en menos de cinco años se podrán reservar viviendas directamente en Internet como si estuviéramos comprando un billete de avión online.

La mayor parte de las agencias inmobiliarias están en pleno proceso de transformación digital y poniendo en práctica lo que la tecnología puede ofrecer al sector. Fotografías y videos profesionales, equipo de marketing y redes sociales, experto en Home Staging y análisis de Big Data para establecer un precio de la vivienda alineado con el precio real que está dispuesto a pagar el comprador son algunas de las cosas que pone en marcha Nuik Inmobiliaria y que le ha permitido poder llegar a vender pisos en solo 9 horas.

4. La importancia de las personas

La tecnología no sustituye la labor de un agente inmobiliario. “El mundo digital no puede suplantar el trabajo de un asesor inmobiliario que acompaña durante todo el proceso al cliente que quiere vender su vivienda por lo que la fórmula que tenemos en Nuik es la mezcla de ambos por un lado la mejor atención personalizada 24X7, 7días a la semana pero con apoyo de las nuevas tecnologías para mejorar la experiencia y contar con la máxima información disponible para nuestros clientes”, añade Juan que es también experto y asesor de marketing digital.