Seguros de la construcción ¿Cuáles necesito si voy a reformar una vivienda?

Muchas personas buscan a diario el criterio «seguros construcción» en Google, en Redes o en su plataforma preferida. Y no es de extrañar. La actividad de la construcción está sujeta a no pocos riesgos propios y a terceros con los que conviene estar cubiertos.

En este sentido, las empresas del sector de la construcción tienen que prestar mucha atención a su póliza de seguros, dado que una falta de actualización en sus criterios, coberturas insuficientes o cualquier otra deficiencia, puede dar al traste con la viabilidad de la entidad ante una reclamación indemnizatoria.

Por eso vamos a dedicar este importante post a repasar los tipos de seguros y los criterios que deben imperar en la póliza de tus proyectos constructivos.

¿Cuáles son los seguros obligatorios para las empresas de la construcción?

De lo anterior, detengámonos a ver con más atención el Seguro Todo Riesgo Construcción y el Seguro Autopromotor por sus características intrínsecas:

Seguro Todo Riesgo Construcción

En una obra, participan muchas personas. Suelen ser proyectos complejos de los que participan diversas entidades y profesionales (Promotores, Constructores, Contratistas, Subcontratistas etc.) que quedarían cubiertos bajo este tipo de póliza ¿En qué casos? Generalmente en eventualidades como:

  • Daños convencionales de incendios
  • Robos de material
  • Fenónemos naturales que menoscaban la infraestructura
  • Fallos de diseño, materiales que fallan o incluso errores de mano de obra
  • Cobertura de gastos de extinción o desescombros  y demoliciones.

Esta categoría general, la podremos complementar —si es de nuestro interés— con prestaciones añadidas como responsabilidad civil extracontractual, daños a infraestructuras colindantes, subterráneas o llegado el caso Defensa Civil y/o penal.

Cuando eres el promotor de tu propia vivienda, debes contratar un seguro autopromotor, ya que pueden ocurrir muchas contingencias cuya responsabilidad podría afectar más allá de la empresa constructora. Clic para tuitear

¿Construyendo tu propia casa o reforma? Seguro Autopromotor

Este seguro, deberías tenerlo muy en cuenta si estás construyendo tu propia vivienda, haciendo una reforma en casa etc. ¿Por qué? ¿Frente a qué escenarios me protege? Mejor es verlo con un ejemplo.

Supongamos una pareja que adquiere un solar e inicia un proyecto de construcción de su vivienda en él. Para ello contrata una empresa constructora que dará curso a la ejecución de su plan. La construcción de una vivienda puede dar lugar a numerosos siniestros de diversa gravedad y responsabilidad consecuente.

¿Y esto puede suponer un problema para esa pareja que construye su casa o planifica su reforma de vivienda? Sí. En determinados casos, la responsabilidad se podría depurar más allá de la empresa que asume la construcción y saltar al promotor. Por eso es tan importante estar cubiertos con un seguro autopromotor.

Tips para abordar con éxito la autopromoción de tu casa

Contrata tu seguro autopromotor. Con esto ya de por sí vas a vivir tranquilo/a. Importante: no es un seguro obligatorio, pero dado lo contenido de su importe y la cantidad y entidad de los problemas que nos puede evitar, no merece la pena pasarlo por alto.

Más allá de lo anterior, exige a la empresa que vas a contratar, que te acredite por escrito estar cubierto por los seguros de responsabilidad civil construcción que le son de obligado cumplimiento y que ya hemos visto.

En la construcción, ponemos mucha ilusión y dinero. Nos jugamos mucho y también hay muchos riesgos. Mejor ir sobre seguro ¿verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.